Experiencia

Desde el affogato a la cerveza de barril

Un paseo culinario

Juna Grafe

Janine Juna Grafe (27), Especialista en redacción de contenidos

Esta especialista en contenidos que creció al oeste de Alemania y pasó breves estancias en Hamburgo y Ámsterdam, ha fijado ahora su residencia en la soleada Barcelona, de donde no tiene mucha prisa por marcharse. No es de extrañar teniendo en cuenta su gastronomía. Le acompañamos en un viaje culinario a través de la ciudad.

Barcelona es para los amantes

¿Qué hace que el panorama gastronómico de Barcelona sea tan interesante? Responde a las tendencias, pero lo hace con una tranquilidad maravillosa. Mientras que muchas metrópolis del mundo arman un gran revuelo a propósito de los nuevos descubrimientos culinarios, la capital catalana es más modesta. El pan con aguacate, un bol de asaí y el matcha no son fáciles de encontrar. En su lugar, los barceloneses apuestan más por la comodidad. Es decir, se suele comer en grandes grupos y fuera. Esto no significa que la comida sea algo secundario. El panorama gastronómico de Barcelona rebosa creatividad y calidad. Y, a pesar de ello, no es caro.

 

1. Casa Bonay

La terraza del hotel boutique Casa Bonay

Unas vistas que no solo están reservadas a los clientes: el bar de la terraza del hotel boutique Casa Bonay está abierto al público.

Inaugurado el año pasado, Casa Bonay se podría considerar un principiante entre los hoteles de la ciudad, pero ya se ha convertido en toda una institución, tanto para los turistas como para los barceloneses. Y es que Casa Bonay es más que un hotel. También alberga dos restaurantes, una cafetería, un espacio de arte y el bar de la terraza, el Chiringuito. Este último ofrece, además de unas vistas magníficas del céntrico barrio del Eixample, unas tapas increíbles y bebidas bien frías.


Casa Bonay
Gran Via de les Corts Catalanes, 700, 08010 Barcelona
https://casabonay.com/

 

2. Nømad Every Day

¿El mejor café de Barcelona? Esta pregunta suele provocar descabelladas disputas entre los habitantes de la ciudad. Pero sin duda, el del Nømad es uno de los más populares. Sin embargo, la filial del barrio de El Born es de difícil acceso para los turistas, ya que solo abre sus puertas a los amantes del café entre semana. Por el contrario, la nueva filial del Raval les aguarda diariamente con café y helado. ¡No se pierda el Cono Affogato!

En este postre, se “ahoga” una pequeña bola de helado en el expreso.


Nømad Every Day
Carrer de Joaquín Costa, 26, 08001 Barcelona
http://nomadcoffee.es/

Cono Affogato

Cono Affogato: la mezcla perfecta de café y helado en la nueva filial de Nømad en el barrio del Raval.

 

3. Impossible

La variopinta tienda Impossible es una excepción en este paseo gastronómico por Barcelona. Entre un montón de bares de tapas en una agradable plaza del frecuentado barrio de El Born, encontramos este negocio, que se ha especializado en cámaras Polaroid, revistas independientes y diseño local. Es una parada intermedia estupenda después de comer y resulta perfecta para comprar un recuerdo extraordinario para el hogar.


IMPOSSIBLE Project
Carrer d’en Tantarantana, 16, 08003 Barcelona
https://www.chandal.tv/

4. Red Ant

Red Ant: Curry de salmón

¿Curry de salmón con hierba limón y hierbabuena? ¡Sí, por favor!

Las delicias de Mosquito hace mucho que ya no son un secreto. La cola que se forma en este restaurante asiático es larga. Sin embargo, pocos saben que a menos de 300 metros está el Red Ant Noodle Bar, con mucha menos gente, pero con una comida igual de buena. Su plato más interesante es el curry de salmón, que se sirve con una cerveza artesana de Barcelona.


Red Ant
Carrer dels Tiradors, 5, 08003 Barcelona
http://www.mosquitotapas.com/redant/

 

 

5. Fàbrica Moritz

Directamente desde la fuente: la popular cerveza Moritz.

Como alemán, estoy acostumbrado a la buena cerveza. Sin embargo, para mi sorpresa, rápidamente tuve que constatar que en Barcelona, además de cava, ¡también se hace una cerveza excelente! A pesar de la incipiente moda de las cervezas artesanas, el local de Moritz sigue siendo un clásico indiscutible. Dedicada íntegramente a la cerveza, la Fàbrica Moritz es una moderna combinación de restaurante y cervecería. A esto hay que sumarle las tapas catalanas y la tarta flambeada alsaciana. Imprescindible probar el pan de cerveza Epidor, un pan hecho con malta propia.


Fàbrica Moritz 
Ronda de Sant Antoni, 39 – 41, 08011 Barcelona
http://www.moritz.com/en

 

6. Wer-Haus

No solo tiene un aspecto increíble: la Gourmet Burger.

Hay ciertos lugares que no se sabe qué es lo que pretenden ser: restaurante, cafetería, galería o sede de eventos. En Wer-Haus, en la concurrida calle Carrer d’Aragó, queda claro: es todo eso. Aquí, la hora de la comida es toda una experiencia. Ya sea hojeando docenas de revistas, echando un vistazo a fotografías modernas o probándonos ropa muy fashion, en este espacioso local de estilo industrial chic es imposible aburrirse si vas a comer o a tomar algo (el café es excelente, por cierto).


Wer-Haus
Carrer d’Aragó, 287, 08009 Barcelona
http://www.wer-haus.com/

 

7. La Heladería Mexicana

En el barrio de la Barceloneta hay muchas heladerías. Sin embargo, la Heladería Mexicana es una joya secreta. Las variedades de pera, plátano y jengibre, vainilla mexicana, matcha y lima y algunas más se fabrican a mano en este bistró artesano y son absolutamente incomparables. Mi preferido, el cacao 100 %, se deshace en la lengua como chocolate líquido. A pesar del título de heladería, quien no sea tan goloso también puede atiborrarse de sabrosas quesadillas y burritos.


La Heladería Mexicana
Carrer de la Mestrança, 49, 08003 Barcelona

¿Vainilla mexicana o cacao 100 %?

 

--Todas las imágenes de https://sonntagskind.co/